Una Barcelona absolutamente fascinante

Barcelona tiene distintas caras que despiertan la curiosidad del viajero. Pero hay una, entre tantas otras, que hasta hace poco se encontraba oculta, lejos de los turistas, lejos de sus propios habitantes.

El escritor y periodista David Revelles llevó a un viaje en el tiempo a los alumnos de la cuarta edición del Máster en Periodismo de Viajes a través de un recorrido por la Barcelona de la Primera Guerra Mundial.

Respaldado por crónicas periodísticas, relatos y fotografías de la época, como parte de una exhaustiva investigación, Revelles desveló a los estudiantes las historias detrás de cada edificio o rincón, testigos mudos de lo que ahí aconteció hace cien años.

Tras desatarse la Gran Guerra en el verano de 1914, España se declaró un país neutral. Sin embargo, a principios de 1915, Barcelona adquiriría un papel importante en el conflicto que finalizaría hasta noviembre de 1918.

“(En ese entonces) Barcelona tiene un gran tejido industrial muy potente que va a permitir, que sobre todo por parte de los países aliados, lleguen encargos para fabricar cualquier tipo de producto: armas, calzado, uniformes, productos alimenticios, etcétera”, contó Revelles.

“Aquí va a llegar una cantidad de dinero que va a transformar a Barcelona de arriba abajo. Va a cambiar todo, en todos los niveles… Ésta es la Barcelona que vamos a descubrir: absolutamente convulsa y que es tan desconocida como fascinante”.

A lo largo del trayecto, el periodista y guía presentó a diversos personajes que fueron clave en el marco de dicho periodo: espías, sicarios, contrabandistas, hasta prostitutas de lujo y bailarines de tango y jazz.

La ruta abarcó desde el Parque de las Tres Chimeneas, pasando por la Avenida del Paralelo -donde se encontraba el centro de la cultura popular de Barcelona a finales del siglo XIX y principios del XX-, el Barrio Chino o Distrito V, hasta llegar al histórico hotel Cuatro Naciones, ubicado en La Rambla.

Sin duda, un recorrido que evoca a una Barcelona descarada, ávida de dinero, de excesos, de lo prohibido. Seducida por la danza y el juego de azar. Una Barcelona, “entre el París bohemio transgresor de principios del siglo XX y el Chicago de los años 20”, como describe Revelles. Una Barcelona que hoy aún, renovada, sigue siendo irresistible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s