Cómo comerse el mundo empezando con unos céntimos

¿Quién no ha soñado alguna vez en hacer el viaje de su vida y a partir de aquí construir su propio imperio? Aunque pueda parecer más un sueño que la realidad, esta es la historia que Tony y Maureen Wheeler, los creadores de Lonely Planet, nos cuentan en “Unlikely destinations: the lonely planet story”.

51d38AkWCML._SY344_BO1,204,203,200_

El libro empieza explicándonos el momento en que la pareja decidió dejar su vida sedentaria en Londres y emprender el viaje que cambiaría sus vidas: cruzar medio mundo a través de Europa y Asia hasta llegar a Australia casi sin dinero. A partir de este punto el lector encontrará como Tony y Maureen decidieron los inicios de su proyecto, Lonely Planet, un viaje que tuvo sus buenos y malos momentos, hasta convertirse en el imperio editorial de viajes que ahora mismo es. El libro también contiene algunas partes donde se dan consejos al lector por si quiere empezar a construir su propia carrera en el mundo de los viajes.

En general, el libro nos explica los mil y un viajes que Tony y Maureen hicieron para llevar adelante su mesiánico proyecto, con todos sus imprevistos y sorpresas agradables, como por ejemplo algunos de sus colaboradores del principio fueron otros viajeros que se encontraron en su primera travesía cruzando Asia.

Tony y Maureen escriben el libro en primera persona, la cual cosa hace que a veces uno se puede imaginar que está compartiendo un café en un bar con ellos, porque su forma de narrar los acontecimientos es muy directa y próxima. Además, gracias a ese carácter próximo, el libro se hace muy ameno para el lector, aunque algunas partes, como cuando hablan de la parte más económica de la empresa (hacen referencia al márqueting, contabilidad, etc), se pueden hacer un poco más pesadas para la gente que solo esté interesada en los viajes.

Leyendo entre líneas, también se denota que la gran pasión de los autores son los viajes, y una forma particular de hacerlos, que es por su cuenta. Aunque ahora la idea no es tan descabellada, es interesante pensar que los dos empezaron a viajar en los años 70, una época en que ni mucho menos el turismo estaba tan implantado como ahora y mucho menos el viajar uno por su cuenta, ya que el transporte no era tan adecuado como ahora y además era muy difícil encontrar información de muchos países, como por ejemplo Afganistán o Birmania. Casi se podría decir que fueron unos de los primeros en viajar por libre, una práctica que cada vez está más extendida en la actualidad. Esta intención, y como se demuestra en el libro, han sido las líneas generales de Lonely Planet, que ha enfocado sus libros a viajeros que viajan por su cuenta.

Como reflexión final, se pueden deducir tres cosas que los autores quieren remarcar en la mente de los lectores: si uno quiere decidir entrar en el mundo de los viajes tiene que tener en cuenta que viajar se tiene que convertir en su modo de vida, con todo lo que eso comporta; aunque nunca todo salga bien, se tiene que intentar tirar adelante; y en consonancia con la anterior, nada es imposible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s