Lo básico en medicina del viajero

Al realizar un viaje se deben tomar en cuenta las medidas preventivas para cuidar nuestra salud. Foto: Internet.

Ante el creciente número de desplazamientos de viajeros e inmigrantes por todo el mundo, a raíz de la globalización que se ha ido extendiendo en las últimas décadas, la salud internacional ha adquirido una mayor relevancia dentro de las políticas de diversos países, organismos e instituciones con el objetivo de prevenir la proliferación de diversos tipos de enfermedades que pongan en riesgo la salud pública.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de Turismo (2010), la cantidad anual de viajeros internacionales pasó de 200 millones en los años 70 a 600 millones en el 2000. Se estima que esta cifra podría llegar a 1600 millones de personas en el 2020.

Para reducir el riesgo de contraer -y en algunos casos propagar- enfermedades, el viajero debe tomar en cuenta una serie de recomendaciones antes, durante y después del periplo.

La primera cuestión a considerar es su propio perfil (edad, estado de salud, limitaciones físicas, etcétera). También debe definir el tipo de viaje: turismo organizado, por libre, negocios, aventura, así como el tiempo de estancia en el destino, sus características y riesgos. Lo anterior será fundamental para personalizar la atención médica preventiva –por ejemplo, la aplicación de las vacunas correspondientes– que requiera el viajero antes de partir hacia su destino.

Asimismo, es importante ponderar los factores de riesgo, tales como el contacto directo con animales, personas enfermas, el agua de ríos y lagos; exposición a artrópodos (insectos, crustáceos, arañas), etcétera.

Para prevenir enfermedades transmitidas por agua y alimentos se recomienda evitar:

  • Agua no embotellada.
  • Carne, pescado, verduras o cualquier alimento crudo.
  • Fruta pelada y expuesta o sin cáscara.
  • Leche y derivados sin hervir o pasteurizar.
  • Productos de pastelería y helados artesanales.
  • Cubitos de hielo.

En cuanto a la prevención de enfermedades transmitidas por vectores (sobre todo en regiones tropicales y subtropicales) se aconseja:

En el exterior:

  • Utilizar ropa de manga larga y colores claros (los mosquitos se sienten atraídos por los colores oscuros).
  • Evitar colonias o productos perfumados.
  • Aplicar repelentes de insectos DEET al amanecer y anochecer

Al interior:

  • Utilizar insecticidas o repelentes.
  • Colocar durante el día una mosquitera para cama impregnada con insecticida, ya que al hacerlo de noche es más probable que queden mosquitos dentro del área de protección.

Para mayor información visita: http://www.vacunas.org/index.php?option=com_content&task=view&id=640&Itemid=370

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s