Costa Rica es ¡pura vida!

Tierra de café, volcanes, playas paradisíacas, selvas tropicales, y una gran biodiversidad, Costa Rica se ha convertido en uno de los destinos de moda. Conocida por ser uno de los pioneros en incentivar el ecoturismo y el turismo sostenible, Costa Rica es un país que, a pesar de ser bastante pequeño, con una superficie de 51.100 km2, es un gran destino para el visitante desde varios puntos de vista. Ofrece actividades de todo tipo, desde deportes de aventura como snorkeling y rafting, a la visita de reservas naturales, playas y montañas muy poco dañadas por la mano del hombre.

El nuevo Informe Mundial de la Felicidad de las Naciones Unidas posiciona a Costa Rica en el puesto número doce de su ranking, convirtiéndose en uno de los países más felices del planeta y el más feliz en América Latina. Una de las razones por las que se encuentra entre estos primeros puestos se debe a la estabilidad democrática del país y al hecho de no tener un ejército, el cual fue abolido en 1948, junto a un buen sistema de seguridad social y una economía basada en las pequeñas empresas.

Qué visitar

La ubicación de Costa Rica es uno de los factores que hace que sea uno de los países con más diversidad tanto en la flora como en la fauna; limita al norte con Nicaragua y al sur con Panamá, al este y oeste con los océanos Atlántico y Pacífico. Su costa atlántica mide 255 kilométros, mientras que el litoral Pacífico comprende 1103 kms. Esto permite que ambas costas gocen de una gran abundancia de playas con una vegetación exuberante y que desde luego merecen la pena visitar.

Mono capuchino, Manuel Antonio. Foto: Cristina Knight

Mono capuchino, Manuel Antonio.
Foto: Cristina Knight

Uno de los parques naturales más conocidos de Costa Rica es el de Manuel Antonio. Localizado en la provincia de Puntarenas, es uno de los más espectaculares del país. En él se pueden ver desde monos, osos perezosos, mapaches, colibríes e iguanas, entre otros. Sus playas también son una visita obligada.

IMG_6129

Playa de Manzanillo, en la provincia de Limón. Foto: Cristina Knight

En la Costa Atlántica, concretamente en la provincia de Limón, se encuentra el pequeño pueblo de Puerto Viejo, que cuenta con uno de los paisajes más hermosos de Costa Rica. Aparte de sus playas paradisíacas y la cocina caribeña, el ambiente que se respira es de pura tranquilidad, siendo conocido como un lugar bastante bohemio.

Localizado también en la provincia de Limón se encuentra el pueblo de Tortuguero, que está considerado como una de las regiones más ricas en flora y fauna. Ahí se puede presenciar el desove de las tortugas y ver cómo hacen su travesía entre la playa y el mar.

Otra visita obligada es el Volcán Poás, en el interior del país. Con una vista espectacular, es uno de los mayores cráteres del mundo. Destacan también las plantaciones de fresas que se pueden encontrar por la zona. No muy lejos de éste también está el Volcán Arenal, favorito de muchos por su belleza y las actividades que se pueden realizar a sus alrededores, como bañarse en aguas termales, caminar dentro de bosques llenos de vegetación, animales y miradores con vistas increíbles.

Qué comer

Un plato que el viajero tiene que probar es el arroz con frijoles negros, conocido como gallo pinto, que suele ir acompañado de huevos al gusto y tortillas de maíz.

Semillas de café de Poás. Foto: Cristina Knight

Semillas de café de Poás.
Foto: Cristina Knight

Otro plato muy popular es el casado, compuesto de carne en salsa, arroz, frijoles, plátano maduro, ensalada y puré de patata. Éste suele ir acompañado de un huevo o aguacate. No hay que olvidarse del café, símbolo indiscutible de Costa Rica y que hay que probar antes de marchar. En la cocina costarricense destaca también su gran variedad de frutas, desde la papaya, sandía, piña, banano, mango a la exótica manzana de agua.

Cuándo ir

En cuanto al mejor momento para visitar Costa Rica se recomienda la época seca, esto es, entre los meses de diciembre y finales de abril, conocida por ellos como el verano. No es una temporada completamente seca, pero llueve menos que durante otros meses. Entre diciembre y febrero los colegios cierran y aumenta el turismo local, por lo que para visitar el país conviene reservar los alojamientos con meses de antelación.

Para aquellos que quieran evitar las aglomeraciones de turistas y encontrar alojamientos más asequibles, pueden viajar durante la “época verde”, a partir del mes de mayo. Eso sí, al ser una temporada tan lluviosa los ríos crecen y muchas carreteras se cierran.

Cómo llegar

Desde Madrid se puede volar de manera directa a San José, capital del país, a través de Iberia, que opera vuelos directos y diarios. Otras aerolíneas como Aireuropa, United o KLM hacen escala en ciudades de Europa y Estados Unidos.

Para moverse dentro del país, la opción más barata es el autobús, aunque hay que tener en cuenta que ir de un lugar a otro lleva bastante tiempo debido al estado de algunas carreteras de la zona. Por otro lado, el alquiler de vehículos es también otra alternativa, pero sale menos rentable.

Más información:

http://www.visitacostarica.com/

http://www.govisitcostarica.co.cr/travelInfo/what-to-do.asp

http://turismocostarica.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s